Imprimir

Mo Farah se quedó con los 3.000 metros en Londres

.

El atleta británico de origen somalí dio un anticipo de lo que puede suceder en menos de un mes, durante el Mundial de Atletismo de Londres. Ganó con solvencia los 3.000 metros en pista.

El mejor fondista de la actualidad se prepara para el que sería su último torneo mundial en pista y lo hace de la mejor manera. A 26 días de la cita mundial, el domingo 9 de julio en el estadio Olímpico de Londres se produjo un ensayo general con los Müller Anniversary Gamens, noveno mitin de la Diamond League, que ofreció varios atractivos y culminó con la exhibición del talentoso Mo Farah.
El hombre que está a punto de dejar el tartán para alargar las distancias y emprenderla seriamente con la Maratón y la Media Maratón, en lo que sería el gran pase al atletismo de calle, corrió magistralmente la última prueba del encuentro. Lo hizo para sumar otra victoria a su historial. Más allá de los tiempos, buscó el primer puesto y lo consiguió con comodidad.
Las siete vueltas y media de Farah a la pista de 400 metros son una clase sobre cómo correr un 3.000 para ganarlo. Largó de atrás, último y por afuera. No se apresuró en buscar a los líderes. Como quien conoce lo que tiene por delante, sabe cuáles son sus condiciones y va para hacer su trabajo. En este caso llegar a la meta en primer lugar.
Se mantuvo en la mitad del pelotón. Faltando tres vueltas estaba entre los líderes, pero no opuso resistencia cuando otros competidores disputaron la punta, se quedó allí, los esperó. Encabezaba el lote en los 800 finales, peo volvieron a superarlo y Farah, espectante, mantuvo el ritmo entre los primeros. Pasó al frente pocos metros antes de entrar en la vuelta final. 
Y esos 400 metros fueron a pura cabeza. Siempre lideró, intentaron darle alcance los atletas españoles que corrían en equipo. Arremetieron contra su posición y Mo Farah los observaba por la pantalla gigante del estadio mientras aceleraba. En la contrarrecta volvieron a cargar y otra vez Farah los mantuvo detrás. Observaba la distancia y los mantenía allí. En la recta final se aseguró la victoria, pero sin dejar más de lo necesario en la pista. Corrió en 7:35 16/100.
Pensando en el Mundial.

3000 m Final Masculino - London Diamond League 2017