Imprimir

Los atletas keniatas se quedaron con la Maratón de Berlín 2017

.

La 44ª edición de la Maratón de Berlín, una de los más importantes del mundo, reunió a 43.852 participantes de 137 países, este domingo 24 de septiembre en la capital alemana. SE impusioeron los keniatas Eliud Kipchoge en hombres y Gladys Cherono en mujeres.

El de Brlín es reconocido como el recorrido más rápido del mundo, pero esta vez el clima muy húmedo tras las lluvias de la noche anterior y los fuertes vientos perjudicaron a los corredores e impidieron que se concretara la promesa del récord mundial, vigente desde hace tres años con 2h02m57s por el keniata Dennis Kimetto en ese mismo circuito.
Otro keniata, el campeón olímpico y actual número 1 en la distancia, Eliud Kipchoge fue el triunfador con un registro de 2h03m32s, después de superar a la altura del kilómetro 40 a la revelación de la prueba, el debutante etíope Guye Adola (2h03m46s). El podio se completó con otro etíope Mosnet Gemewe, quien marcó 2h06m12s, superando a los keniatas Vincent Kandie (2h06m13s) y Vincent Kipruto (2h06m14s).
Dos de los favoritos, el ex recordman mundial Wilson Kipsang (Kenia) y Kenenisa Bekele (Etiopía) abandonaron luego del kilómetro 30.En damas, la keniata Gladys Cherono repitió su victoria del año anterior con 2h20m23s y luego llegaron la etíope Ruti Aga con 2h20m41s y la keniata Valary Ayabei con 2h20m53s.
La argentina Mariela Ortiz terminó en el 41° puesto de la clasificación general de damas con un tiempo de 2h50m39s, y también fue la primera entre las atletas sudamericanas y la cuarta clasificada en su categoría.
Las liebres partieron a un ritmo superior al récord del mundo, lo que obligó a Kipsang y Bekele a pelear al máximo para mantenerse con opciones. Así, el grupo de punta, con los tres favoritos y en el que se engancharon el keniata Vincent Kipruto y Adola, pasó el ecuador de la prueba en 1h01m29s, unos 15 segundos más rápido que el tiempo de Dennis Kimetto cuando batió el récord del mundo en el mismo escenario en 2013 (1h01m45s).
Contra todo pronóstico, el primero de los cinco en ceder fue Bekele, vencedor el año pasado, en el kilómetro 24. Kipruto lo hizo minutos después. La segunda sorpresa fue que Kipsang se paró y abandonó en el kilómetro 30. Kipchoge estaba solo con Adola, un desconocido para el gran público que no tenía un tiempo de referencia en el maratón ya que debutaba en Berlín. El debutante hizo un ataque a la altura del K 36 y sacó caso 20 metros al experimentado. Pero la remontada final de kipchogue pudo más y se quedó con la prueba.
"Las condiciones no eran fáciles debido a la lluvia. Por suerte no había mucho viento. Estoy contento de haber superado a Adola. No me esperaba tener que lidiar con otros que no fueran Bekele o Kipsang", dijo Kipchoge. "Ha sido mi maratón más difícil. Son cosas del deporte", agregó.
"Fue muy duro, la humedad, la lluvia y el asfalto mojado no son buena combinación. No bajé mi marca personal, pero aún así me siento afortunada", sintetizó su carrera Mariela Ortiz.