Strict Standards: Declaration of JParameter::loadSetupFile() should be compatible with JRegistry::loadSetupFile() in /www/vivirycorrer.com.ar/htdocs/web/libraries/joomla/html/parameter.php on line 0
Imprimir

La IAAF le quitó el título de campeón de 10.000 metros a Mo Farah

.

El 4 de agosto de 2017 el atleta británico Mohamed Farah se consagró, una vez más, campeón mundial de 10.000 metros llanos en la pista del estadio Olímpico de Londres. Ocho meses más tarde, Sebastian Coe, ex atleta británico y presidente de la IAAF (Federación Internacional de Asociaciones de Atletismo) le quitó el triunfo, la medalla y el campeonato desde un escritorio en Montecarlo.

Farah se impuso con un tiempo de 26m 49S 51/100 y la IAFF lo descalificó ocho meses más tarde, unos 345.600 minutos, por considerar que violó la regla 163.3 B al pisar por afuera de la pista con una de sus zancadas de la última vuelta.

“Está bastante claro que Farah ingresó en la pista en la primera curva de la vuelta final sin verse forzado por rival alguno, por eso, no quedó otra alternativa que la descalificación”, explicó el oficial de la IAAF Darren Jones. El mismo Jones confirmó que la medalla de oro pasó a manos del ugandés Joshua Cheptegei mientras que los paquistaníes Paul Tanui y Bedan Karoki les corresponden las de plata y bronce respectivamente.

“Las nuevas tecnologías como el VAR en el fútbol y las repeticiones instantáneas en el básquet, tenis o hockey sobre hielo representan el futuro del deporte, el atletismo va rumbo a ese camino, ahora trabajaremos para que la revisión de ocho meses puede hacerse en el acto en sólo un minuto”, afirmó Sebastian Coe, ex bicampeón olímpico de mediofondo devenido en titular de la IAAF que ya descalificó a 27 competidores durante las 4 jornadas del mundial bajo techo de esta temporada, que se diputó en Birmingham, y que ya es reconocido como el mundial de la incertidumbre.

El titular de la IAFF pregona la necesidad de atraer nuevos aficionados al atletismo y destaca la importancia del espectáculo para conseguirlo. Pero las definiciones demoradas y de escritorio ni suman al espectáculo ni motivan a las grandes figuras del deporte a participar de un evento marcado por la incertidumbre del resultado.

Quienes estuvieron en el Olímpico de Londres vieron correr a y ganar a un campeón que no es campeón y para enterarse del verdadero resultado tuvieron que esperar unas 13.292 veces lo que duró la carrera. Algo innecesario para Farah, Tanuí, Karoki, el público presente en el estadio, los que siguieron la transmisión de la final y quienes aman el atletismo.

EL PASO EN FALSO DE MO FARAH