Imprimir

Chi running, una alternativa para correr

.

Actualmente, el calzado que se utiliza para correr ha hecho modificar las técnicas de carrera con respecto a nuestros ancestros, que corrían descalzos y sin técnica. Además, al correr el ser humano ha ido adoptando posturas que perjudican las articulaciones y los músculos sobrecargándolos. Una de estas modificaciones es el llamado taloneo, que puede provocar lesiones en el talón de Aquiles, los isquiotibiales y la espalda.

El chi running es una alternativa tendencia que propone una forma más natural de correr. Esta técnica fue inventada hacia 1999 por Danny Dreyer y está basada en el Tai chi, un arte marcial chino cuyo objetivo es estimular la circulación de energía (el chi) a través de nuestro cuerpo, alcanzando un equilibrio entre cuerpo y mente.
Entre los principios básicos de esta técnica están el trabajo conjunto entre cuerpo y mente. Esto supone la plena conciencia del corredor acerca de los movimientos que realiza.
Relaja tu cuerpo. Es normal que se tensen ciertos músculos como el cuello o los hombros. Sin embargo, éstos deben mantenerse relajados. Ser consciente de tu cuerpo te ayudará a relajar las zonas de tensión.
Probablemente implementar el Chi running haga que disminuya la amplitud de paso, pero hará que logres aumentar la cantidad de pasos por minuto. Todo esto gracias a lograr trabajar tu centro de gravedad.
Esta técnica propone seguir una serie de pasos. En primer lugar, mantener relajado tu cuerpo al igual que una postura y una alineación correctas para evitar que el peso del cuerpo vaya en su totalidad a las piernas -músculos y articulaciones-  y esto se derive en lesiones.
En segundo lugar, inclinar el cuerpo hacia adelante desde los tobillos para aprovechar la fuerza de la gravedad y así liberar a las piernas de un sobreesfuerzo. Y que el punto de apoyo de nuestros pies al caer esté bajo nuestro centro de gravedad, no por delante.
Otra cuestión hace referencia al aterrizaje. Esta técnica aconseja hacerlo con el antepié, para evitar el taloneo.
Por último, el Chi running aconseja involucrar la zona abdominal para que tu cuerpo funcione como un todo y no solo tus piernas trabajen.
Si te interesó la propuesta te sugerimos que busques dos libros que desarrollan el Chi Running: Dreyer (2009) “Chi Running” o, “Chi Marathon” (2012).