Imprimir

Aqua Running: opción para entrenar después de las lesiones

.

Los amantes del running no soportan mucho tiempo sin correr. Cuando llueve están equipados con ropas para no mojarse; si tienen ampollas saben cómo tratarlas. ¿Qué sucede con las lesiones? El Aqua Running parece venir a responder esta pregunta. Se trata de una propuesta para correr sin sufrir el impacto contra el suelo.

El principal requisito es hacerlo en una pileta donde el deportista no haga pie, en la parte honda. El cuerpo se suele atar con un cinturón o un chaleco que asegure que el corredor flote. Las partes que permanecen bajo el agua en el Aqua Running son el torso, el pecho y las piernas. En cambio, el cuello, hombros y cabeza deberán estar fuera de ella para asegurar el éxito de la técnica.

La idea es actuar como si estuvieras corriendo fuera del agua: las piernas y los brazos realizarán movimiento conocidos. En cuanto al cuerpo,  debe permanecer levemente hacia delante al igual que la cabeza, nunca hacia abajo. Lo importante es mantener la columna en una posición neutral.

Para los expertos esta, técnica permite conseguir similares efectos en intensidad, al running sobre tierra. Además, es una técnica muy útil para aquellos que han sufrido lesiones y deseen seguir entrenando. ¨Permite continuar trabajando la parte cardiovascular evitando el impacto y ayudando a la recuperación del músculo dañado.