Imprimir

Las zapatillas de running de los años 80

. Publicado en: Historia


La moda retoma los estilos de los corredores de los '80s. Hoy en día lo que parece una zapatilla hipster es un modelo diseñado para los ancestros en el running. Tipos con barba y unas Asics viejas de suela fina. Suena terriblemente hipster pero es parte de tu prehistoria deportiva.

¿Pensas que está todo inventado en el mundo del calzado deportivo? En parte, sí. Con estas zapatillas se corría antes. Dicen los viejos que se corría más. Pero es que éramos más jóvenes y en muchas casas no teníamos ascensor.
Los años comenzaron con el aplastante dominio de Nike, que sacó modelos flipantes evolucionados de los durísimos setenta. Las Eagle o las Windrunner añadían algo de suela a un diseño que no comprenderíamos. ¿Ponerse una suela dura y una pala de nylon encima?
En escasos dos años comenzaban a surgir más centímetros de taco en la suela y un amazón en los laterales y talón. Cuantos más runners se lanzaban a las calles en todo el mundo, más se normalizaba el biotipo del trotador. Ya no eran tipos flacos y voladores. Bigote, patillas, muslos anchos y más kilos que demandaban más del disreño ochentero: estabilidad y amortiguación.
Con estas, todavía las zapatillas eran recias, sencillas y una mezcla que hoy nos recuerda a las Converse y a las actuales de cross-training. No tienes más que ver los modelos ?originals? o vintage de hoy día.
¿Cómo eran al tacto?
Sólidas. Tocábamos la ?suavidad? de aquel upper sintético como si proviniese del traje de los personajes de Star Wars pero aquello era el típico nylon. Los tacos de la suela proporcionaban un agarre en tierra y barro sin duda extremo. No conozco nadie que resbalara en aquellos días. Literalmente, podías meterte por cualquier lado.
Hubo una generación entera que pugnó con Nike. Brooks, Saucony, Etonic, Adidas encabezaban el pelotón de la suela gorda. Busca en google ?Saucony Jazz? y lo entenderás.
Asics, en aquellos días Asics Tiger, presentaba modelos más como este otro. Su origen "basketbolestico" y la apisonadora que ya era el movimiento del maratón en Japón hacía que se diseñaran modelos más livianos. Con las X-Calibur GT empezaron a verse ideas como insertar cámaras de ?aire? o cuñas internas para controlar la pronación.
Aun así, con estas zapatillas ahora no te atreverías ni a calentar un rato. El aspecto todavía te suena a calzado de imitación.
Las Air Max 1 originales de Nike fueron las primeras zapatillas en incorporar el sistema de amortiguacio?n Visible Air, con el cual revolucionaron la industria del calzado deportivo al crear un nuevo concepto de diseño para las zapatillas de running de alto rendimiento.
Pero el cambio a los poliuretanos de las suelas fue tan grande que se convirtieron en modelos de uso total. Uno podía sacarlas a correr por los montes y luego asesinar el cronómetro en carreras de asfalto. El sentir esa pieza de cartón rígido insertada en el talón la convertía en un calzado casi ortopédico. No se movía y los tendones de aquiles vivían libres. También se corría mucho. O hacías 1h40 en medio maratón o nada. No bajar a 3h30 en maratón desanimaba y hacía que muchos dejaran de correr. A esas velocidades y sin corredores recreativos, las exigencias de la pisada eran diferentes. Faltaba todavía una década entera para que la comodidad extrema y, después, la moda urbana, solicitase de las marcas otros parámetros.
En otras palabras, para dejar todo corriendo, hacían falta piernas. Las zapatillas eran aún un elemento secundario.

Fuente: www.correryfitness - Luis Arribas Via