Imprimir

Zapatilas o sobrecarga: el motivo de las lesiones

.

Algunos estudios han revelado que un poco más de la mitad de los corredores sufre alguna lesión durante el año, a pesar de los desarrollos permanentes de las distintas marcas de calzado deportivo para acercarse a la fabricación de la zapatilla perfecta.

Tanto es así que, muchas veces, las zapatillas son consideras la solución para la mayor parte de los problemas físicos que arrastran los corredores. Pero, en realidad debemos preguntarnios qué influye más en las lesiones de los runners: las zapatillas o la sobrecarga en el entrenamiento.
Por eso, además de poner atención en las características de las zapatillas, es muy importante tener en cuenta otros aspectos que también son importantes para gozar de un buen estado físico.
En tal sentido, pueden destacarse tres puntos básicos: la técnica de carrera; la planificación de los entrenamientos; una buena ejecicón de esos entrenamiento.
Las zapatillas ayudan a lograr una mayor comodidad y en algunos casos pueden evitar ciertas molestias, pero no siempre son la única solución a todos los males que sufren los runner en forma de lesiones.
Una adecuada técnica de carrera puede evitar melestias y lesiones. Cuando corremos estamos produciendo un impacto continuo. n corredor puede registar 170 impactos por minuto, y en cada impacto las piernas llega a soportar hasta cuatro vececs el peso corporal. Estas son las razones básicas por las que la técnica de carrera es importante. Un movimiento mal ejectado en forma reiterana durante un tiempo prolongado, es muy probable que tenga consecuencias no deseadas.
Hay que buscar, hasta encontrar, lo que se está haciendo mal para corregirlo. Esa corrección conlleva un proceso de adaptación, que en cierta forma consiste en  aprender a correr otra vez.
Un enfoque saludable de la práctica del running indica que se deben planificar los entrenamientos, mantener la constancia y frecuencia a través del tiempo, y no excederse en cuanto a intensidades ni volúmenes, es decir ni demasiodo rápido ni demasiados kilómetros. Arminía y moderación son las claves.
Además, cada corredor es un universp en sí mismo. Por eso, lo que para unos funciona casi a la perfección para otros puede ser impracticable. Cada debe tener sus tiempos, sus rtimos y sus metas.